6/29/2011

Los politicos swinger

Decía Isaac Asimov: “Examinad fragmentos de pseudociencia y encontrareis un manto de protección, un pulgar que chupar, unas faldas a las que agarrarse. ¿y que ofrecemos nosotros? ¡Incertidumbres!”, incluso Unamuno, que polemizo con los nacionalistas de Sabino Arana por aquello de «El vascuence y el castellano son incompatibles dígase lo que se quiera, y si caben individuos no caben pueblos bilingües. Es éste de la bilingüidad un estado transitorio», dejó dicho que “La verdadera ciencia enseña, sobre todo, a dudar y a ser ignorante”.
Esto viene al caso de una conferencia en el Club de Prensa de La Nueva España del sacerdote Santiago Martín que ha titulado “cristianofobia”, en la que ha dicho cosas como la que sigue: “El laicismo busca que los católicos no existamos, y el relativismo, que es más sutil y peligroso, quiere acabar con la influencia de la religión en la vida cotidiana argumentando que no existe la verdad moral y que todo es relativo», o se refirió «al daño que hicieron al catolicismo los ilustrados franceses y los filósofos del siglo XIX como Hegel, Marx y Nietzsche, que apostaron por matar a Dios para que el hombre triunfara», y por supuesto advirtió sobre los peligros de la masonería, «que está ahí, sembrando su odio a la Iglesia e intentando hacer olvidar que el origen de Europa estuvo en el cristianismo».
Se dice en la crónica que la conferencia fue seguida de numeroso público, que debió salir acojonado por lo oído en la sala. Y eso que el curita integrista no conoce la moda del Swingers (www.parejas.com/) que se lleva en ciertos ambientes de La Fresneda, porque no dudaría en mandar una lluvia de fuego bíblica, como con aquella ciudad de gente perversa del valle de Sidim.
Claro que la Nueva España venia ayer muy lucida con la crónica social de la fiesta de la patrona de los médicos, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, por supuesto, con la, no tan brillante dice hoy, actuación del Coro de la Opera de Oviedo, y con la enumeración de varios especialistas conocidos de entre los urólogos, internistas, cirujanos, reumatólogos, endoscopistas, incluso psiquiatras, y hasta algún dermatólogo (muy de moda últimamente).
Para completar el día, anuncia la clausura de un curso de la Academia de Medicina, con la interesante conferencia dirigida por el anatomopatólogos Fernando Val Bernal, “La epidermis del complejo pezón-areola: una estructura desatendida en histología y patología”.
¿Alguien da más?

No hay comentarios: